Moussaka Kid Icarus

¡Bienvenidos de nuevo a este vuestro blog, amantes de la buena cocina y de los videojuegos!

Esta vez llegamos más pronto que tarde ¡Por una vez! Eso sí, hemos de reconocer que la receta con la que queremos sorprenderos hoy ya la teníamos elaborada desde hace unos días, pero nos faltaba sentarnos a la mesa y ponernos a escribir estas líneas para poder compartirla con vosotros.

Pero antes de empezar queremos decir que vamos a intentar por todos los medios posibles seguir publicando en verano, ya que durante estos calurosos (o no, que el tiempo ahora está muy loco) días vamos a tener unas merecidas vacaciones estivales, laboralmente hablando, ya que no vamos a cerrar el blog durante estos días como «castigo´´ por no haber podido publicar tanto como nos gustaría hasta el día de hoy.

Ya autoimpuesto este correctivo que a vosotros os vendrá de perlas, vamos a proceder a hablaros del juego en cuestión al que queremos dar homenaje a través de la receta que vamos a elaborar para deleitar vuestro gusto gastronómico y videojueguil.

Hace ya unos añitos (ya bastantes, por cierto) siendo unos pipiolos, pudimos disfrutar de una serie de juegos que nos ofrecieron horas y horas de diversión a través de nuestra consola NASA, sí, una de esas consolas denominadas Famiclones y muy parecida a la Nintendo NES original. El caso es que muchas de estas máquinas contenían en su memoria chorrecientos mil títulos a los que poder jugar sin necesidad de insertar un cartucho. Muchos de estos ni siquiera llegaron a occidente por lo que pudimos disfrutar de juegos que no salieron del territorio nipón (sin traducir, claro está) ,otros eran de dudosa calidad, otros estaban repetidos hasta la saciedad pero modificando sprites o escenarios y otros eran unos señores juegazos con una enorme calidad, de esos que a día de hoy se pueden considerar clásicos de la consola original, ¡pero sin desmerecer a nuestra NASA, que a día de hoy sigue funcionando como el primer día!*

Uno de estos títulos que nos regaló horas de disfrute y bastantes retos en cada partida ha sido el elegido para darle homenaje con esta nueva receta, pues ya llevábamos bastante tiempo queriendo elaborarla ya que, tanto la procedencia original de la elaboración como uno de los ingredientes principales que la componen tienen conexión directa con el juego. Pero de eso ya hablaremos unos párrafos más adelante.

Sí, vale, ya nos dejamos de rodeos y de rollos e historias del abuelo cebolleta para deciros que este juegazo del que hablaremos es «Kid Icarus´´. Lanzado al mercado para la consola Famicom Disk System allá por el año 1986 en Japón bajo el nombre de “El mito de la luz: El Espejo de Palutena«, obteniendo ya el nombre por el que le conocemos en Occidente tras salir en Estados Unidos en febrero de 1987 y en Europa en julio de ese mismo año para la NES. Estas presentarían algunas diferencias a la versión nipona, ya que en estos cartuchos ofrecían un sistema de claves (Palabras Sagradas en el juego) para poder comenzar en la última fase que se jugó y seguir avanzando, mientras que en la versión original las partidas se podían guardar en el propio diskette (sí, lo hemos escrito bien pues esta consola funcionaba con este hardware para hacer funcionar sus juegos, de ahí su nombre).

Portada de la versión Europea

Además De esta manera se inicia así el nacimiento de la saga pues este juego recibiría una continuación en el año 1991, esta vez para la consola portátil Game Boy, y conocido como «Kid Icarus: De Mitos y Monstruos´´. No sería hasta pasados 21 años que no llegaría otra entrega a nuestras consolas, concretamente al catálogo de Nintendo 3DS y al que conocimos como «Kid Icarus: Uprising´´. 

Además, vamos a poder ver y utilizar a los protagonistas del juego como personajes seleccionables en algunos de los títulos de Super Smash Bros.

De esta guisa vamos a adentrarnos en una historia que se desarrolla en el mundo de Angel Land. Esta tierra estaba regentada por dos diosas: Palutena, diosa de la luz, y Medusa, diosa de la oscuridad. Después de las acciones destructivas por parte de Medusa hacia los habitantes y la paz del reino, Palutena se ve obligada a desterrar a Medusa al inframundo, cambiando además su aspecto a la forma de un monstruo, quien en busca de venganza solicitó la ayuda de los habitantes del Inframundo para derrocar a la diosa de la luz y controlar el Palacio en el Cielo. Así y durante este proceso, robó tres tesoros sagrados, el Escudo Espejo, las Flechas de Luz y las Alas de Pegaso, para finalmente, vencerla y tomarla como prisionera.

Medusa «Carmen de Mairena Edition´´

Sin embargo, la diosa de la luz en un último esfuerzo le otorgó un arco y una flecha al querubín Pit, un ángel que estaba atrapado en una prisión del inframundo y recibiendo así la misión de escapar de allí, recuperar los Tres Tesoros Sagrados necesarios para derrotar a Medusa, rescatar a Palutena y llevar de nuevo la paz a Angel Land.

¡Ni la fuga de Alcatraz, oiga!

A partir de aquí vamos a poder controlar a este pequeño ángel por distintas fases, saltando de plataforma en plataforma y eliminando enemigos con el arco. Encontrándonos así con un juego de plataformas ambientado en la mitología de la Grecia clásica.

Antes de trabajar para Nintendo, Pit fue imagen de San Valentín en el Corte Inglés.

El progreso del juego tiene lugar en 3 etapas principales, Inframundo, Mundo Exterior y Mundo del Cielo. Cada una de estas fases termina con una mazmorra/laberinto que deberemos atravesar. En estas, deberemos llegar hasta el jefe de zona que, cuando sea derrotado, nos dará acceso a uno de los tres tesoros sagrados robados. Cada uno de estos mundos presentará una vista diferente, ofreciendo el Inframundo y el Cielo niveles de desplazamiento vertical, es decir de abajo hacia arriba, donde deberemos llegar hasta la cima sin caer al vacío para evitar perder una vida y el mundo exterior nos deleitará con un nivel de desplazamiento lateral, donde podemos desplazarnos de izquierda a derecha como en cualquier plataformas convencional, eso sí, sin poder volver hacia atrás.

¡Subeh subeeeh hasta las nubeeeh!

En cada uno de los escenarios hallaremos numerosos tipos de habitaciones a las que vamos a poder acceder a través de puertas ubicadas en varios puntos concretos. Al entrar en cualquiera de ellas descubriremos tiendas en las que adquirir artículos que nos ayuden durante la aventura, bonificaciones para potenciar nuestra salud y/o armos, enemigos que nos pueden jugar una mala pasada e incluso una sala con funciones de hospital donde poder curarnos.

Durante esta travesía el juego nos presenta una curva de dificultad increíblemente empinada desde el principio e irá creciendo a medida que avancemos por los tres mundos. En un principio Pit será muy débil, ya que presenta una barra de vida muy baja y unas flechas que hacen poco daño, por lo que deberemos ir incrementando sus habilidades al conseguir puntos para elevar nuestra vida y conseguir corazones que nos servirán como moneda de cambio para obtener objetos, en las ya citadas tiendas, con los que poder derrotar a nuestros enemigos. Y es que el asedio de estos será continuo y no nos darán un respiro, ya que como buen ejército enemigo vendrán a por nosotros sin temor alguno para evitar nuestro avance hacia el final del nivel y derrocar al jefe del mundo en el que nos encontremos. Cada uno presentará una personalidad y ataques diferentes, destacando entre todos, al Mago de la Berenjena (quedaos con este nombre) que nos transformará en este vegetal sin dudarlo, poniéndonos en un gran apuro al perder nuestras habilidades durante un tiempo.

Eso te pasa por no llamar a la puerta antes de entrar…

Pero no solo los enemigos nos lo pondrán difícil, ya que durante nuestra travesía deberemos ser totalmente cautelosos para evitar caernos de los escenarios, provocando que tengamos que calcular milimétricamente nuestros saltos en ocasiones para alcanzar algunas de las elevadas plataformas, cosa que vamos a poder solucionar con ensayo y error y tras poner a prueba nuestra paciencia videojueguil en algunos puntos.

Una vez derrocados todos los jefes, Medusa incluida, vamos a poder visualizar el final del juego, que variará dependiendo de los requisitos que hayamos conseguido durante el transcurso de la aventura, pudiendo disfrutar de varios finales que variarán en el aspecto de Pit e invitándonos a rejugar el título para visualizar los restantes.

…Pero tu princesa no está en este castillo…¡Oh, wait!

A nivel visual, el juego destaca bastante bien. Nos presenta unos gráficos simples pero muy divertidos de ver, sobre todo en los sprites del protagonista y de los enemigos, siendo cada uno de estos únicos y distinguibles. Cada nivel presenta una buena variedad de dibujos para las secciones de plataformas, aunque hay algo de reutilización a medida que avanzamos en alguno de los escenarios. El uso general de un fondo negro detrás de cada zona hace que los niveles sean fáciles de digerir visualmente hablando y eso que inicialmente se realizó así por falta de tiempo para programar el juego.

Munch se inspiro en este sprite para realizar su famosa obra…. Nos hemos inventado el dato ¿Se nota?

En cuanto al nivel sonoro el juego usa sonidos bastantes básicos para cada acción realizada, como los saltos o ataques, reciclando algunos para varias cosas. La música, en cambio, da de qué hablar, siendo esta memorable desde el tema principal, que da paso a una gran introducción dinámica con sonido orquestal, pasando por varios temas bastante pegadizos que irán variando en cada uno de los mundos en los que nos encontremos, con ritmos de percusión que nos animan a seguir avanzado y en que algunas ocasiones se puede tornar algo repetitivos pero que no llegan a molestar.

Pit A.K.A Music Man

En resumen, nos vamos a encontrar con un videojuego con una jugabilidad muy de la vieja escuela, relativamente sencillo y fácil de aprender, con un control a veces estricto y receptivo que en algunas ocasiones nos dará algún quebradero de cabeza y que sería el único punto negativo que podríamos achacar al título, pues de primeras a muchos esto puede tirarle para atrás. Un título con el que los fans de los plataformas van a tener un gran reto con el que disfrutar, encontrándoos así con un juego que de primeras se nos hará cuesta arriba pero que una vez dominemos el ensayo y error en nuestro avance este será pan comido, eso sí, … ¡Siempre y cuando no nos equivoquemos de habitación y nos tiendan más trampas! Además, hará las delicias de todos aquellos que amamos la mitología clásica al encontrar bastantes referencias a bestias y monstruos clásicos de esta.

Como siempre decimos, sois vosotros, ávidos y queridos lectores los que tomáis la decisión de jugarlos, pero no dejéis de probar al menos a echar alguna que otra partida y nos dejáis luego vuestras impresiones. ¡Que la nuestra al fin y al cabo se queda sosa si no la comparamos!

Y hablando de referencias, como bien dijimos al principio del post, el plato con el que queremos dar homenaje a este clasicazo es una pieza fundamental en la gastronomía griega y que a día de hoy es reconocido a nivel mundial, teniendo así el placer de disfrutar de una buena Moussaka con la que deleitar nuestros paladares. Además, ya también recalcamos que os quedaseis con el nombre del Mago Berenjena, puesto que ha sido nuestro mayor proveedor de varias de estas verduras que se convierten en la base principal de esta receta. Eso sí, desde el blog no nos responsabilizamos de cómo ha podido conseguirlas….

El mago te ve mientras te tocas la berenjena….¡La de la receta, hombre!

Sin más dilación, vamos a apagar momentáneamente nuestra NES, nos vamos a poner el delantal, encendemos los fogones y nos ponemos manos a la obra para llegar al reino de los cielos para daros a probar esta deliciosa receta. ¡Vamos allá!

PRESSTARTCOOK

Moussaka Kid Icarus

Ingredientes

Para el relleno

-2 Berenjenas

-400 Grs Carne Picada Ternera

-1/2 Cebolla

-1 Zanahoria

-1/2 Pimiento Verde

-400 Grs Tomate Frito

-1 Chorrito de Vino Blanco

-C/S Sal, Pimienta Negra, Nuez Moscada, Orégano y Ajo en Polvo

C/S Aceite Oliva

C/S Queso rallado

Para la Bechamel

500 Ml Leche**

-40 Grs Mantequilla**

-40 Grs Harina Trigo

Elaboración

Antes de empezar a realizar el relleno, vamos a preparar las berenjenas. Para ello, primero vamos a cortarlas en rodajas no muy gruesas. A continuación, vamos a sumergirlas en leche y un poco de sal y la dejaremos reposar durante una hora más o menos. Con esto vamos a «desangrarlas´´, es decir, le vamos a quitar el amargor que tienen y que nos puede pasar al plato a la hora de cocinarlas. También podéis hacerlo echándoles sal gruesa y taparlas con un papel de cocina, dejando actuar el mismo tiempo y pasándolas por debajo del grifo para retirar la sal. Eso ya es decisión vuestra.

Una vez haya pasado el tiempo, vamos a escurrir las rodajas y las secaremos con papel de cocina absorbente. No vamos a tirar la leche donde se han macerado las berenjenas, si no que vamos a aprovecharla para hacer después la bechamel. Reservamos.

Mientras dejamos a remojo las berenjenas vamos a ir elaborando el relleno. Para ello primero vamos a picar la verdura en brunoise (trozos pequeñitos) y las vamos a rehogar con un poquito de aceite de oliva en este orden: zanahoria, pimiento y cebolla, hasta que estén un poquito blandas (unos 5 minutos), retiramos del fuego y reservamos.

Ahora añadiremos la carne en la misma sartén/olla donde hemos rehogados las verduras. Removemos y cuando empiece a dorarse añadiremos la verdura. Volvemos a remover y aderezamos con las especias (salvo la nuez moscada) a nuestro gusto. Acto seguido añadiremos el chorrito de vino blanco y dejaremos cocer a fuego medio durante unos 5 minutos para que se evapore el alcohol.

Ya evaporado añadiremos el tomate frito, pero dejando algo reservado para el montaje, removemos y dejaremos cocer durante unos 15 minutos a fuego bajo, sin dejar de remover. Si vemos que queda un poco seco podemos añadir un chorrito de agua.

Mientras la carne se va haciendo, aprovecharemos para dorar las berenjenas con un poquito de aceite, por ambos lados, para que queden blanditas. Retiramos y reservamos.

Ahora nos toca hacer la bechamel en lo que los demás ingredientes reposan y se hacen. Para ello vamos a poner a cocer la leche donde dejamos desangrar las berenjenas anteriormente (¡que aquí no se tira nada!) hasta que empiece a hervir.

Mientras tanto, vamos a poner la mantequilla a deshacer en una olla y cuando esta se haya disuelto vamos a agregar la harina, removiendo hasta formar un roux (una pasta). Vamos a saber que este está listo cuando adquiera un color dorado y tengamos un olor tostado…¡Ojo, que no quemado!. Ahora vamos a añadir de dos veces la leche, sin dejar de remover en el sentido contrario a las agujas del reloj, hasta que vaya espesando la mezcla. Añadiremos ahora sal, pimienta negra y nuez moscada al gusto.

¡Ya queda menos! Seguidamente vamos a montar la Moussaka, para ello, vamos a engrasar un molde, de la forma que más os guste, con un poquito de mantequilla y añadiremos parte del tomate frito que no pusimos en la carne (unos 50 grs más o menos). A continuación, añadiremos una primera capa de berenjenas, una base de carne, otra de berenjenas, otra de carne y naparemos con la bechamel en caliente ¡Cuidadito con las quemaduras!

Nos toca ahora precalentar el horno a 200 grados durante 5 minutos para bajarlo después a 180. Ponemos queso rallado al gusto por encima de la bechamel y dejamos cocinar durante 37 minutos. Luego pondremos el horno en modo para gratinar y lo dejaremos 3 minutos más, vigilando que no se queme.

Sacamos con cuidado y dejamos enfriar un poquito. Con la ayuda de un cuchillo y una espátula serviremos los trozos que más nos gusten y…. ¡A gozar del resultado!

Ya podéis comprobar que la elaboración puede ser algo tediosa, pero una vez que empecemos a elaborarla y teniendo una organización básica el plato nos saldrá a las mil maravillas ¡Igual que nos pasa con Kid Icarus!

¡No hay nada difícil si nos ponemos a ello, queridos amigos!

Desde aquí esperamos que os guste tanto la receta como el juego y os animéis a probar ambos. Y mucho mejor si disfrutáis del plato mientras jugáis varias partidas a este clásico de los videojuegos. Eso sí…¡Las manos limpias antes de tocar los mandos!

Sin más dilación os esperamos sin falta en el siguiente post.

¡Un fuerte abrazo!

INSERT COIN

*Podéis leer algo más sobre esta consola en el post de nuestra sección «Nuestros platos favoritos´´ en el siguiente enlace: https://presstartcook.wordpress.com/2017/12/18/mis-platos-favoritos-vol-2/

** Vamos a poder sustituir la leche y la mantequilla por opciones vegetales por si sois intolerantes.

6 Comentarios Agrega el tuyo

  1. honorat79 dice:

    Muy buen juego sin duda, le tengo un gran recuerdo. Y menuda receta, como siempre muy apetitos. Muy buen post, un saludo y feliz fin de semana gran amigo 😁

    Le gusta a 1 persona

    1. Muchas gracias compa!!!!!Buen finde acompañado de grandes videojuegos con los que poder disfrutar!!!

      Le gusta a 2 personas

  2. tallopis dice:

    ¡Grande Presstartcook!
    Un placer saludarte, Chef Supremo 😀 y que alegría de poder leer un nuevo y grandioso post de estos que tanto te curras.
    Este <> es un juego del que he oído hablar un montón y siempre he tenido ganas de jugarlo, mas aún después de leer tu genial post al respecto, porque tiene pinta de ser de lo más divertido (aparte que tanto este simpático angelito como el Mago Berenjena aparecen en la serie de animación del <>). Y ni que decir que me encantan los comentarios que agregas a pie de foto. ¡¡Buenísimos!! XDXD
    Escrito lo escrito, no puedo dejar de comentar al respecto de la receta. Puede que sea laboriosa, pero lo describes de un modo tan ameno que la haces parecer muy fácil de hacer, aparte que tiene una pintaza estupenderrima y seguro que acabará cayendo.
    Un abrazo bien grande y nos seguimos leyendo 😀

    Le gusta a 1 persona

    1. Que grande eres TALlopis!!!Muchas gracias por tus gratas palabras,no nos vamos a cansar de agradecer todo el apoyo que nos das a través de todos estos comentarios que nos dejas.
      Ostras,es verdad,salían en la serie Capitán N!!!!Si me acuerdo actualizo y lo pongo!!!
      Muchas gracias de nuevo y espero que te guste la receta si te animas a elaborarla(y si pruebas el juego igual).
      Un abrazote muy fuerte.

      Le gusta a 1 persona

  3. Arqueología Nintendo dice:

    Una maravilla de artículo, como siempre. Maravillosa documentación, y se nota cariño por los cuatro costados. Me han hecho muchas gracia las leyendas de las imagenes!! Jajaja. En fin, qué decir del Kid Icarus, uno de mis juegos favoritos de NES, en uno de mis formatos favoritos, el disquete (o diskette, como decis!) de la Famicom Disk System! Y que grandísima joya también el de Game Boy, y muy poco conocido!

    Le gusta a 1 persona

    1. Muchísimas gracias,Eneko!!!! Nos alegra un montón que sea de tu agrado ya que esa es la recompensa que queremos tras realizar cada receta 😊😊.Un abrazote!!!!

      Me gusta

Responder a honorat79 Cancelar la respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s